BARADERO

Sanzio: “Estamos contentos que se pudo aprobar el Presupuesto, más allá de las diferencias”

En diálogo con ZonaNorteHoy.com, el intendente de Baradero por el Frente de Todos, Esteban Sanzio, cuestionó asimismo que algunos concejales de la oposición pedían que el esfuerzo se hiciera desde la política cuando había funcionarios que cobraban dos sueldos. El jefe comunal también se refirió al desafío de realizar el Festival de Música Popular e hizo un balance de estos primeros 21 días de gestión. 
martes, 31 de diciembre de 2019 · 18:23

Después de un domingo y lunes intenso con arduas negociaciones entre oficialismo y oposición, se logró destrabar el tratamiento del proyecto de Presupuesto 2020. Juntos por el Cambio se negaba a dar el quórum para debatir la iniciativa pero desde el municipio, el intendente Esteban Sanzio propuso congelar su sueldo y el de los concejales por 180 días, además de reducir en un 50 por ciento los gastos de representación. Eso posibilitó que en una sesión extraordinaria, el Concejo Deliberante debatiera y luego aprobara una herramienta fundamental para poder gobernar.  

¿Cómo se llegó al consenso para lograr la aprobación del presupuesto 2020?

Se aprobó este lunes a la noche en sesión extraordinaria en el Concejo Deliberante. Nosotros entendemos que era importante poder consensuar con  todos los sectores de la oposición, esto que es la herramienta que tiene toda gestión para poder desarrollarse durante el año. Se hicieron algunas modificaciones, algunas consideraciones desde los distintos sectores  tanto de la oposición como también de algunos espacios del Frente de Todos. “Estamos contentos porque se pudo aprobar, más allá de las diferencias o de distintos puntos de vista, creo que es un poco lo que merece cualquier gestión cuando comienza, la posibilidad de tener una herramienta para poder gobernar”.  

¿Qué reclamaba la oposición y cuál fue el acuerdo que permitió destrabar la negociación?  

Hacían hincapié puntualmente en algunas bonificaciones con respecto a los funcionarios, entendían que estaban de más, y esa es una facultad que tiene el intendente. También hicieron eje en los gastos de representación que tiene el jefe comunal y que está estipulado dentro del presupuesto.  En base a esto, “nosotros planteamos la iniciativa de congelar todos lo que tenga que ver con el sueldo del intendente y de los concejales por 180 días y reducir los gastos de representación en un 50 por ciento”. Va en lineamiento con lo que dijimos tiempo atrás, cuando era concejal y discutíamos sobre la emergencia tarifaria y sobre un montón de situaciones que entendìamos que había que dar señales desde la política. Ese lineamiento mío no cambió nunca, pero “sí ha cambiado un poco la posición de algunos concejales que hoy piden gestos desde la política pero se olvidan que hace 20 días gobernaban y el esquema de sueldo con el que gobernaban es casi el mismo que ahora”. Son cosas de la política y por suerte se pudo llegar a un consenso.  

¿Pensás que algún sector de la oposición no estuvo a la altura de las circunstancias?

Lo que sí encontramos es parte de una oposición, de algunos concejales que no solo decidieron oponerse por el rol que hoy les toca sino que trataron de traernos alternativas para poder acordar, que generalmente es un sector que tuvo responsabilidad en el gobierno anterior, que tuvo la posibilidad de desarrollar tareas en el Ejecutivo. Después tuvimos parte de la oposición muy radicalizada, con posturas muy firmes pero que pareciera que desconocían lo que pasaba hace 20 días atrás. Un sector que planteaba que el esfuerzo había que hacerlo en lo político, cuando existían funcionarios que cobraban  dos sueldos, cuando nunca antes dieron tratamiento a la emergencia tarifaria, donde existían empresas que aumentaba 1.000 por ciento más a los vecinos en electricidad, en gas y en combustibles y hacían oídos sordos o miraban para otro lado. “Hoy nos toca esta responsabilidad a nosotros, la asumimos, damos las señales que tenemos que dar, porque nosotros no cambiamos nuestro criterio, sino que mantenemos nuestra esencia y entendemos que este es el camino”. 

¿En qué situación quedó la ordenanza fiscal?

Se trató el presupuesto y respecto a la ordenanza fiscal se tomó el compromiso de poder debatirla en enero, así que seguramente en sesión extraordinaria el Concejo Deliberante tratará también la ordenanza fiscal con los mayores contribuyentes. También es importante porque regula todo lo que tiene que ver con la economía del municipio.

Se viene un gran desafío que es la realización del Festival de Música Popular. ¿Cómo se preparan? ¿Podés adelantar algunos de los artistas centrales? 

Como lo habíamos denominado, el festival va a ser de “transición” , con el correr del tiempo le fuimos encontrando la vuelta para poder hacer una grilla llamativa,  muchos de los artistas principales algunos están comprometidos con otros eventos, otros están con la posibilidad de venir. Se suma a esto que se dá justo un festival en una  transición de una gestión a la otra, la situación económica, así que “estamos tratando de articular todo eso, trabajar para que puedan venir aquellos artistas de renombre que tienen esa riqueza cultural y que transitan los distintos escenarios del país”. Además, que eso se pueda contrarrestar con que desde el municipio se logren afrontar los desafíos económicos en los tiempos que corren. Más allá de eso tenemos una decisión muy firme de trabajar no sólo  estos dos meses de enero y febrero, que son sumamente importantes con el Baradero Rock y con el Festival de Música Popular. sino desarrollar una agenda cultural durante todo el año, en donde a través de la cultura, el turismo pueda empezar a desarrollarse en nuestra ciudad.

¿Qué balance hacés de estos 21 días de gestión?

Con mucho trabajo, con una sensación de tristeza por lo que nos ha pasado con respecto al tránsito, porque la verdad que cada vez que tenemos una situación como la que hemos vivido en los últimos tiempos, eso no le genera dolor solamente a la familia de los involucrados, sino que nos genera dolor a todos los baraderenses. Una problemática muy compleja que socialmente y educativamente es una deuda pendiente  que tenemos en Baradero y que debemos trabajar muy fuerte para poder revertir. Con un trabajo muy fuerte en el reordenamiento del municipio, con respecto a lo que quedó y a la reorganización de las áreas, en cómo nos vamos a organizar con el organigrama nuevo, porque es totalmente distinto al de la gestión anterior, en donde se distribuyeron las partidas de manera distinta y en dónde entendemos que “ese organigrama va a tener más cercanía con el vecino”. Con un municipio que está ordenado pero que tiene una deuda pendiente de 40 millones de pesos, una masa salarial abajo, hoy se pueden cumplir todos los compromisos con los empleados, dar un bono a fin de año, se ha podido pagar el aguinaldo porque se van haciendo ciertos movimientos para que esto se pueda dar pero cuando uno va al balance general tenemos  un déficit de casi 40 millones de pesos. Tratando de reorganizar todo eso y que más allá de que la provincia está en una situación sumamente compleja, “siempre están las puertas abiertas para que un municipio como el nuestro, que no es autosustentable, tenga una posibilidad de diálogo y ayuda con gobernación, algo que es muy importante.

Comentarios