TIGRE

Pablo Geyer: “Esto es una segunda oportunidad que la vida me ha dado”

Durante una entrevista realizada por el periodista deportivo Alexis Potel en Tigre Radio Online, el campeón argentino y sudamericano de remo adaptado, Pablo Geyer, relató su historia de vida, habló de sus logros deportivos y se manifestó entusiasmado en poder clasificar para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
jueves, 11 de julio de 2019 · 18:34

¿Qué se siente esto de ser campeón argentino y sudamericano? ¿Conlleva una gran responsabilidad?

Sí, como cualquier deportista profesional, no somos más ni menos, tenemos que entrenar todos los días, llevar una conducta al pie de la letra junto con los entrenadores que son los que todo el tiempo nos están arengando en todo esto.

¿Cómo fue el accidente que te provocó una dificultad para hablar?

Fue un mal día en el Río Tigre. Viví, nací y  me crie en el agua, un mal accionar mío me llevó a caerme de la embarcación con tanta mala suerte que la  hélice me golpeó la cara y una parte del cuerpo, dejándome mutilado en varias partes del cuerpo y más que nada en la cara. Pero gracias a los compañeros y a muchos rescatistas hoy estoy acá hablando con ustedes.

¿Y qué es lo que sentiste en ese momento? Es como que tuviste una segunda vida.

Los que estamos en la rama de la vocación de ayudar a los demás, trabajos  como rescatistas o guardavidas, sabemos que podemos tener un accidente, mentalmente estamos preparados pero nada te prepara para lo peor.  Esto es como una especie de segunda oportunidad que la vida me ha dado y lo he tomado como esa segunda oportunidad para poder  dar gracias a todos los que me ayudaron en el momento del accidente y de ahora en más todo lo que me queda es disfrutar al máximo haciendo una de las cosas que más me encanta que es remar.

¿Qué significado tiene remar en tu vida y en la de tus compañeros?

Esto fue también una enorme casualidad. Yo estaba muy encerrado en una burbuja, no salía a la calle, no  tenía contacto con la gente, me costaba mucho por mi estado,  y un amigo mío con el que hemos remado desde jóvenes, me invita a un torneo en el que iba a competir y me insiste para que lo vaya a ver. Fui muy asustado por la cantidad de gente que había, y ahí él me hace una jugada, estaba todo armado, me presenta a los entrenadores de remo adaptado y fue como “volver a vivir”. Yo estaba totalmente encerrado en mí mismo y el remo me sacó nuevamente a tener contacto con la sociedad, para poder volver a compartir momentos con personas. Había gente en peores condiciones que yo y eso te abre un poco la cabeza, dejas de darte lástima para pasar a decir “yo puedo” y el remo te da eso. Todo deportista con discapacidad, el deporte te da esa herramienta, el pensar que vas a lograrlo.

El accidente fue en el agua y el remo es en el agua. ¿Tuviste que atravesar diferentes miedos?

Jamás le tuve miedo al agua, toda mi vida el agua fue mi segundo hogar. No le eché la culpa al agua o al río, fue un mal momento, un accidente como lo podes tener en la calle. He tenido miedo a otras cosas, a no poder hablar, a no poder comer, no poder ver a mi hijo, pero miedo al agua no, al contrario, es un cable a tierra.

-¿Qué significa tener un hijo y que  él te vea progresar?

Prácticamente cuando yo caigo en coma en el accidente, todo el tiempo que estuve en coma que fueron como diez días, fue continuamente soñar todos los días con mi hijo. Era como que del otro lado sentía como la llamada, fue el motor para que yo hoy este acá, me han ayudado un montón de personas pero el que me sacó de la oscuridad fue el. Él también  fue el primero en decirme que no importa cómo me mire la gente por la calle, fue el primero en llevarme al cine. Si no fuera por él hoy yo no estaría acá. Hoy ya tiene 20 años y su vida la lleva muy correctamente.

¿Contanos de la participación en Italia?

Nosotros necesitábamos viajar a Italia para obtener la clasificación médica para poder empezar a competir internacionalmente. Luis es mi compañero, de Zárate, él es ciego, por lo tanto con él estamos haciendo el sueño de poder competir y estar en el más alto nivel posible. Hasta el momento no se habían logrado resultados como los que obtuvimos, competimos contra 16 países y quedamos sextos. Eso te da un posicionamiento mundial. Competimos contra deportistas que solamente se dedican a eso, que aparte les pagan por remar.

 ¿Hay un sueño de clasificar a los juegos olímpicos de Tokio 2020?

Hay un sueño de competir de a 4 en el mixto. Estamos tratando de lograr clasificarnos con Luis y otras dos chicas. La idea sería ir el año que viene a buscar las únicas dos plazas que quedan en Italia nuevamente para ver si podemos meternos en Tokio. Va a ser muy difícil porque vamos a estar compitiendo con países que son potencia pero vamos a ver si lo podemos lograr. Más allá de todo eso, que Argentina pueda formar un bote de esa categoría, con esa cantidad de gente, viajar y estar ahí, ya es un logro.

¿Cuál es el mensaje que le dejas a aquellos deportistas que tienen alguna condición que no les permite estar al 100%  de su estado físico?

Es una pregunta difícil de contestar porque yo a veces me nutro de deportistas que están más discapacitados que yo. Siempre digo que la fuerza está en uno. Alma y mente tienen que ser uno en el momento más difícil que uno está pasando. Si vos te pones un objetivo, vas a salir adelante. No va a haber psicólogo, ni médico, ni nadie que te logre convencer de que vos podes. Uno tiene que convencerse uno mismo de que puede hacerlo. Yo me propuse salir adelante. Una vez que uno sale llega el momento en el que hay que escuchar a los amigos cercanos, yo les digo a todas las personas con discapacidad que no nos pare una silla de ruedas, o un par de muletas. Si un ciego puede remar, creo que está todo dicho. “Todos podemos hacer todo, está en uno dar el paso  y probar hacerlo”.

Al finalizar la entrevista Pablo Geyer le agradeció al Municipio de Tigre y afirmó que sin esa ayuda no hubiera podido viajar al exterior.

Comentarios