SAN MARTÍN

Moreira: “Hay que aprender a convivir con el virus”

domingo, 9 de agosto de 2020 · 10:28

En diálogo con ZonaNorteHoy.com, el intendente de San Martín, Fernando Moreira, admitió que hay cansancio en la población pero pidió no relajarse. Dijo que las reuniones sociales son un problema serio, habló de la pospandemia y destacó que el acuerdo por la renegociación de la deuda mejora las perspectivas de crecimiento.

El intendente de San Martín, Fernando Moreira, afirmó que después de cuatro meses de aislamiento social “se siente el cansancio en la población” pero que “la gente cumple en gran medida, se cuida, aunque  aparecen estos problemas que tienen que ver con la responsabilidad individual y social”. Sostuvo que “las reuniones familiares, asados, partidos de fútbol, son un problema muy serio”, ya que está verificado que la gran mayoría de los nuevos contagiados son contactos estrechos y la mayoría de ellos son convivientes, lo que significa que la gente se contagia en la casa. “Hay que extremar los cuidados individuales, no relajarse”. Respecto al control municipal para evitar estas reuniones, dijo que se debe estar muy atento pero que cuando estas cosas ocurren en las propias casas es muy difícil, porque uno se entera cuando es algo muy explícito y son los propios vecinos los que avisan. “Todavía estamos en una etapa de crecimiento de los casos, aunque no llegamos al pico, creemos que estamos cerca, pero sin duda todavía falta mucho y hay que seguir haciendo un esfuerzo”, expresó el jefe comunal.

Asimismo, Moreira destacó que la cuarentena permitió crear una ventana de tiempo para adecuar el sistema sanitario, ampliar la oferta con mayor cantidad de camas y preparar centros de aislamiento. “Todo eso nos permite que en estos momentos de mayor demanda podamos estar respondiendo”, puntualizó. Sin embargo, agregó que si sigue creciendo el número de casos se empezará a tensar el sistema sanitario.

Por otra parte, resaltó la intensa búsqueda activa de casos que vienen realizando. “Estamos recorriendo los barrios por segunda y tercera vez para identificar sintomáticos que por algún motivo no asisten al sistema sanitario. Es un grave problema porque muy probablemente estén contagiando en su casa, también en su barrio o en su trabajo si es que va a trabajar”, explicó. Y agregó: “El objetivo es frenar la velocidad de contagios”. Dijo que los testeos pueden aumentan en un 10 por ciento la cantidad de casos pero que el crecimiento obedece a que “el virus está caminando, está en la calle y que hay contagio es comunitario”.

Respecto a la reapertura de las actividades sostuvo que “la economía tuvo que flexibilizarse porque era necesario poner en movimiento al aparato productivo y seguir produciendo”. Agregó que en San Martín reabrieron las pymes pero con menos trabajadores, con muchos protocolos y cumpliendo con las medidas de bioseguridad.

“Es un momento donde necesariamente uno empieza a pensar en la pospandemia pero también en el día a día con esta etapa de reapertura. Hay que aprender a convivir con el virus”, afirmó. Dijo además que si hay que reabrir alguna fábrica hay que hacerlo con todos los protocolos y cuidados necesarios, como así también lo deben hacer los comercios, oficinas o cualquier actividad que se reactive. “Que uno pueda hacer una reapertura de cualquier actividad no quiere decir que vamos a hacer todo lo mismo que antes. Hay que incorporar nuevos hábitos y eso es clave”, enfatizó.

En este marco, consideró que el sector comercial es el que más sufrió las consecuencias de la pandemia, ya que no solo estuvo mucho tiempo cerrado sino que además cayó mucho el consumo y aunque estén abiertos tampoco tienen mucha venta.

Por otra parte se refirió a las iniciativas lanzadas por el gobierno bonaerense para paliar los efectos de la pandemia. “Estamos trabajando tanto con el Ministerio de Trabajo como con el Ministerio de Producción en estos programas que ya se están poniendo en práctica. Son ayudas muy importantes, algunas dirigidas a aquellos emprendimientos productivos que no cobraron la ATP, que pueden acceder a alguna ayuda de la Provincia”, aseguró. Asimismo destacó los subsidios dirigidos a las actividades turísticas y culturales. “Este es indudablemente uno de los sectores más complicados y la vuelta va a ser muy difícil, el Estado tiene que ayudar”, expresó.

Por último, Moreira  destacó el acuerdo alcanzado entre el gobierno y los acreedores. “Es una muy buena noticia haber podido refinanciar la deuda con los bonistas. Era una necesidad, esto genera un alivio para las finanzas del gobierno nacional, facilita también la refinanciación en las provincias y mejora las perspectivas para poder entrar a una etapa de crecimiento”, enfatizó.

“Si la Argentina puede entrar a una etapa de crecimiento vamos a poder resolver el tema de la deuda fácilmente. Es una medida indispensable para aligerar las arcas nacionales porque era imposible afrontar la deuda y los vencimientos que esto implicaba”, concluyó.

Comentarios