ENTREVISTA - PROVINCIA

Guillermo Pacagnini: “La Zona Norte es la región con mayor saturación de la Provincia”

En diálogo con ZonaNorteHoy, el secretario general de Cicop alertó por la situación sanitaria en la región. Aseguró que la ocupación de camas supera el 90%. Reveló una “enorme desigualdad” entre los hospitales provinciales y los municipales, donde hay un “festival de precarización”. También se refirió al conflicto en los hospitales de San Miguel y Malvinas Argentinas. Y habló de las “tres camas” que quedan en Vicente López.
lunes, 3 de mayo de 2021 · 16:38

El secretario general de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (Cicop), Guillermo Pacagnini, brindó una entrevista a ZonaNorteHoy donde alertó por la delicada situación sanitaria en la región frente a la segunda ola de Covid. El médico especialista en riñón, exjefe de la especialidad en el Hospital Interzonal Eva Perón (ex Castex) de San Martín, señaló que la Zona Norte es el lugar “más complejo” de la Provincia, donde la ocupación de camas ya supera el 90%.

Pacagnini, quien también integra la Mesa Nacional de la CTA encabezada por Pablo Micheli, apoyó el reclamo de los trabajadores del hospital Larcade de San Miguel. “Es una barbaridad humana y sanitaria la que está haciendo el Intendente Méndez”, disparó. También se refirió al conflicto en el hospital Abete de Malvinas Argentinas y habló de las tres camas que quedan en Vicente López”. Además reveló las “enormes diferencias” entre los hospitales provinciales y los municipales.

¿Cuál es la situación de la la región metropolitana Norte frente a esta segunda ola de Covid?

La Zona Norte del Conurbano es la región con mayor saturación de la Provincia de Buenos Aires, junto con la ciudad de La Plata. Sin dudas la Zona Norte es el lugar más complejo desde el punto de vista del sistema sanitario. Tenemos una ocupación de camas por arriba del 90 por ciento y una ocupación de camas de terapia intensiva del 76%.

La situación es muy preocupante porque esta segunda ola presenta pacientes más graves y jóvenes que la primera. Esto se debe a que hubo una apertura indiscriminada de ramas productivas, de servicios y de circulación de los medios de transporte, lo cual llevó a una rápida sobrecarga del sistema de salud.

¿Cómo están parados hoy los hospitales y el personal de Salud en relación al año pasado?

Si bien hubo cierto refuerzo de camas y se recompusieron algunos dispositivos que se habían desmantelado después de la primera ola, la realidad es que no se abordó a fondo ni el problema del presupuesto ni el del personal. Nosotros estamos reclamando un refuerzo inmediato del personal de salud en general, entre médicos, enfermeros, camilleros e higienistas. Y queremos que sean en condiciones laborales dignas y no de precarización.

Hay una disparidad muy grande en la vacunación del personal de Salud entre lo que son los hospitales provinciales y los hospitales municipales. Mientras en los hospitales provinciales el 95% del personal ya fue inoculado con la primera dosis y el 80% con la segunda, en los hospitales municipales apenas el 50% fue vacunado con el primer componente. Es una situación muy desigual en la que que el virus no respeta esta lamentable fragmentación que hay.

También hay que remarcar que como consecuencia de los salarios bajos, hay mucho personal de la salud en Zona Norte que es pluriempleo y tiene varios trabajos para poder llegar a fin de mes. Esto genera un estrés y un cansancio muy marcado en todo el personal sanitario de la región.

Marcaste una disparidad entre los hospitales provinciales y los municipales. ¿En qué otras cosas se diferencian?

La cenicienta y el eslabón más débil del sistema de Salud en la Zona Norte son los hospitales municipales. Mientras en la Provincia hay un índice muy bajo de precarización laboral gracias a los acuerdos paritarios que hemos alcanzado, en los hospitales provinciales hay hasta un 50% de trabajadores que están en situación de inestabilidad. En los municipios hay un festival de precarización entre contratos de locación y monotributistas.

La ocupación de camas en los hospitales municipales también es mucho más apremiante que en los hospitales provinciales. El otro día lo hemos escuchado al Intendente de Vicente López, Jorge Macri, contar que solamente quedaban tres camas disponibles en el Hospital municipal Bernardo Houssay. Nosotros estamos haciendo un relevamiento propio, pero los datos oficiales que tenemos reflejan una situación mucho peor y más descontrolada.

¿Cuáles son las mayores dificultades que presentan los hospitales municipales?

Los hospitales municipales arrastran problemas de infraestructura de larga data. Hay un desfinanciamiento mayor aún que en los hospitales provinciales porque la coparticipación municipal es muy baja y además, en general, los intendentes terminan utilizando esos fondos de Salud para otras cosas.

La precarización laboral en la Salud también es un problema. Aunque este punto no es solamente en cuanto a salarios y condiciones laborales, sino también en cuanto al propio funcionamiento. No hay carrera profesional, entonces los municipios hacen y deshacen de acuerdo a las apetencias políticas del Intendente de turno. Ponen amigos, meten familiares y todo lo que te puedas imaginar. 

En la terapia intensiva del hospital Larcade de San Miguel, por ejemplo, están poniendo por encima de las autoridades que había a una médica que tiene solamente dos años de profesión. Y que seguramente debe ser alguna pariente o amiga enviada por el municipio. Son tácticas que utilizan los municipios para intentar quebrar los conflictos y desjerarquizar el hospital.

¿Cuál es el municipio de Zona Norte que registra mayores inconvenientes en esta segunda ola de Covid?

El conflicto más importante tiene lugar en el Hospital Larcade de San Miguel, donde hay un claro amedrentamiento de parte del municipio gobernado por Jaime Méndez de Juntos por el cambio hacia los trabajadores. Ellos mantienen una protesta y toman medidas de fuerza en contra del despido de Soledad Dreise, una trabajadora del hospital que es parte de la lucha que vienen llevando los trabajadores hace ya cuatro meses en reclamo de condiciones dignas.

Es una barbaridad humana y sanitaria la que está haciendo el Intendente Méndez en San Miguel. Y lamentablemente no tiene la visibilidad que tiene que tener, después de cien días de conflicto y pese a todas las denuncias de apriete a los trabajadores. El Intendente maneja ese hospital como si fuera un patrón de estancia y los trabajadores están presentando una resistencia muy fuerte que es apoyada por CICOP.

Lamentablemente el Intendente Méndez jamás quiso sentarse en una mesa de discusión para encarar los problemas que reclaman los trabajadores, tanto laborales como sanitarios. Y tampoco está interviniendo el Gobierno de la Provincia que se escuda en la autonomía municipal y deja que el hospital se hunda. Lo que ocurre en el Larcade es una situación muy grave y nos preocupa mucho.  

¿Esta situación del Hospital Larcade de San Miguel también se replica en algún otro municipio de la Zona Norte?

En el municipio de Malvinas Argentinas, que gestiona el Intendente Leonardo Nardini, también ocurre una situación muy parecida. Los médicos residentes del hospital Hospital de trauma Dr. F. Abete se organizaron para enfrentar la precarización y en defensa de sus salarios. Allí están intentando dejar fuera del sistema a los jefes de residentes y hay un reclamo muy fuerte por las condiciones laborales que nosotros, desde CICOP, también estamos acompañando.

Comentarios