POLÍTICA

Fernanda Miño: “Queremos lograr el acceso de los servicios básicos a todos los barrios”

En diálogo con ZonaNorteHoy.com, la nueva funcionaria que tendrá a cargo los trabajos de urbanización de villas del país cuenta que “en muchas cosas estamos igual que hace 40 años”. Dice estar “orgullosa de ser villera” y sueña con conocer al Papa Francisco.
viernes, 31 de enero de 2020 · 13:36

Fernanda Miño es la nueva secretaria de Integración Socio Urbana, el área del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat que tendrá a cargo los trabajos de urbanización de villas y asentamientos. Vive en La Cava, donde sus padres llegaron desde el Chaco, en los ‘70, en busca de una oportunidad de trabajo, y en donde hoy sigue viviendo con su esposo y sus cuatro hijas. Fue candidata a Intendente y concejal de San Isidro, cargo que debió dejar para desempeñar su nueva función en la Nación. 

Miño se formó en la militancia de la iglesia: Se inició como catequista y de la mano de los curas tercermundistas abrió en su casa un centro cultural destinado a mantener los chicos dentro del sistema escolar y que hoy alberga a 90 vecinos de la villa. Además participó en el relevamiento de barrios populares, base de lo que en 2018 llevó a la sanción de la Ley de Integración Socio Urbana de barrios populares, que ahora, como funcionaria, deberá promover.

En diálogo con ZonaNorteHoy, Miño dice que el foco de su gestión estará puesto en que los barrios accedan a los servicios públicos, con el acceso al agua, las cloacas y la electricidad como prioridad. “Nuestro gran objetivo es lograr el acceso de los servicios a nuestros barrios. Nuestro equipo viene trabajando hace muchos años en esto”, explicó a este portal. 

“Es terrible ir a un barrio y ver toda la desidia, la gente que no tiene para comer o no tiene trabajo. Cuando recorrés comedores y ves a chiquitos sin sus familias, a todo esto sumale llegar a tu casa y no tener luz y ni siquiera tener agua para calentarle un mate cocido a tus hijos. Y agregale que cada vez que llueve, el agua se lleva parte de tu casa”, enumeró la mujer al graficar las principales dificultades que se viven en las villas.  

En ese sentido, la flamante funcionaria sostuvo: “Es un panorama realmente muy difícil y que se ha agravado durante los últimos cuatro años por las políticas de la gestión anterior. Pero ahora tenemos la seguridad de por dónde queremos ir en estos primeros meses y los objetivos que nos queremos plantear, que en algunos barrios son las mismas necesidades de hace 30 o 40 años”.

En cuanto a sus primeras sensaciones tras su designación, Miño señaló: “Más allá de la alegría de alcanzar este cargo, estoy contenta por asumir una gran responsabilidad. Yo soy la cara visible de un laburo enorme que se viene dando ya hace muchos años y que ahora se plasma como agenda de Estado. Esto lo venimos trabajando desde el relevamiento y los certificados familiares en 4.416 barrios de todo el país”. 

En otro tramo de la nota, la activista remarcó que está “muy orgullosa de ser villera, y de haber nacido y crecido en un barrio”. “Estoy orgullosa de haber luchado por todo lo que falta en la villa y haber podido concientizar, junto a otros, esta idea de que hay muchas cosas mal, de que hay una vulneración de derechos y que hay que empezar a luchar por eso”, resaltó en declaraciones a ZonaNorteHoy

Por último, y en el marco de lo que fue la cumbre de Alberto Fernández y el Papa Francisco este viernes en el Vaticano, Miño reveló que sueña con conocer al Sumo Pontífice, a quien considera su “gran guía”: “Yo llegué a verlo Bergoglio cuando era Arzobispo y ofició una misa en la villa 31. En aquella oportunidad quise acercarme a saludarlo pero después me dio cosita. Hasta el día de hoy me arrepiento de no haberme acercado a saludarlo y contarle todo lo que hacíamos en nuestro barrio”. 

“A Francisco siempre se lo mostró de una forma muy controversial pero yo conocía su otra cara. La del trabajo solidario y silencioso que hacía dentro de la villa, todo esto contado por los propios habitantes de la 31. Es impresionante ver todo lo que despierta la figura del Papa Francisco y para mi es una gran guía”, concluyó Fernanda Miño.

Comentarios