SAN MIGUEL

Méndez: “Es un gran desafío reconstruirnos después de la pandemia”

En diálogo con ZonaNorteHoy.com, el intendente de San Miguel Jaime Méndez afirmó que es alto el acatamiento a esta nueva fase restrictiva de la cuarentena,  dijo que el número de contagios creció exponencialmente, aunque lo atribuyó en parte al aumento de testeos. Señaló que la grave situación que atraviesan los comerciantes tiene que ser considerada a la hora de definir las próximas medidas.
lunes, 6 de julio de 2020 · 07:49

Ya van cinco días de esta nueva etapa del aislamiento estricto en el AMBA por el coronavirus y el acatamiento está siendo alto. Las estadísticas indican que se logró reducir la circulación de personas respecto al mes pasado. Mientras se cumple esta medida y los municipios colaboran con los controles, la mirada está puesta en lo que sucederá luego del 17 de julio, día que finaliza esta fase.

ZonaNorteHoy entrevistó al intendente de San Miguel Jaime Méndez quien analizó la situación y destacó la importancia que tiene para su gestión proteger al sector comercial. También habló del aumento en los contagios de Covid-19, el refuerzo en los testeos y la post pandemia, entre otras cuestiones.

“Se está cumpliendo bien, vimos que en general la gente se guardó”, sostuvo el jefe comunal respecto a la adhesión a esta nueva fase del confinamiento dispuesta para el Área Metropolitana de Buenos Aires que integra su distrito. Opinó que “estas medidas relacionadas con la restricción al movimiento dependen en parte del control que se pueda hacer pero mucho también de la voluntad de la misma gente”.  

En este marco destacó el control de circulación de vehículos, de transporte público y del movimiento de peatones en los centros comerciales que realiza el municipio. “El acento estuvo puesto en eso” y agregó: “Con los comerciantes tenemos un diálogo permanente, ellos tienen bien claro quién puede trabajar y quién no, simplemente tuvimos que controlar algún caso puntual que rompieron las reglas, pero en general estuvieron muy dispuestos a atravesar estos 15 días de la manera que dispone el decreto.

Méndez señaló que desde que se inició la pandemia una de las prioridades de su gobierno es tener un vínculo fluido con los comerciantes ya que “San Miguel es un municipio netamente comercial y referente en la zona”. Dijo que la finalidad siempre fue contener, escuchar para buscar soluciones intermedias y proponer al gobierno provincial la liberación de ciertas actividades. Y añadió: “Hemos dispuesto que aquellos comercios que no tuvieron permitido trabajar en estos tiempos no paguen la Tasa de Seguridad e Higiene”.

También hizo un análisis de lo que vendrá una vez que finalice la cuarentena y aseguró que “es una situación muy crítica en lo económico, no solo para los comerciantes sino para la población en general, incluso para el Estado y los mismos municipios”. “Es un gran desafío rehacernos, reconstruirnos después de la pandemia. Hoy estamos demandados hora tras hora, día tras día por el combate del virus, estamos entrando en un momento muy crítico relacionado con eso, pero lo cierto es que a su vez  tenemos  que ir trabajando en la post pandemia”, enfatizó. Dijo  que saben que van a tener presupuestos más limitados y que tendrán que replantear bien qué servicios seguirán brindando y de qué manera. “Se viene una nueva etapa en la que hay que ser más austeros como municipio y hay que ver de qué manera logramos acompañar más a la población a salir de esto”, concluyó. 

La coordinación con el gobierno bonaerense y los aportes recibidos para atenuar el impacto económico de la pandemia fue otro de los temas abordados por ZonaNorteHoy con el jefe comunal. “Gracias a Dios y a una administración que lleva muchos años, incluso anterior a mi presencia como intendente, nos hemos podido arreglar para pagar sueldos y los servicios básicos con nuestros propios fondos”, puntualizó. Sin embargo explicó que el hecho de tener que hacer frente a la pandemia con más recursos, potenciando hospitales, contratando más médicos y enfermeros entre otras cuestiones, hace que haya muchos gastos necesarios para hacerle frente. “En este contexto hemos recibido al igual que todos los municipios alguna ayuda del gobierno provincial. Es una ayuda que siempre viene bien, la magnitud no es tan significativa con respecto a los gastos que tenemos, pero lo hemos recibido de buena gana”, señaló. Méndez sostuvo que han tenido bastante contacto con la gobernación, aunque dijo que siempre hay cosas para mejorar. En este sentido aseguró: “Nosotros estamos trabajando mucho desde el municipio, poniendo nuestros recursos, en ese camino hemos conversado con el gobierno provincial en reiteradas ocasiones, a veces como parte de una reunión general de intendentes y otras de manera particular. Alguna ayuda ha llegado y muchas respuestas siguen esperando”.

Ascienden a casi 870 los casos confirmados de coronavirus en San Miguel, cifra que según informó el intendente, fue creciendo muchísimo en las últimas tres semanas, particularmente en esta que pasó. Señaló que la situación es muy proporcional a lo que está sucediendo en la ciudad de Buenos Aires y en todo lo que es AMBA. “Estamos en la media de lo que pasa en toda la región, entrando en una fase muy crítica que esperemos no dure mucho tiempo, pero ya es una etapa en la que se precipitan los problemas”, aseguró.  

“El tiempo que se ganó cuando empezó la cuarentena fue valioso, incluso fue demasiado para prepararse”, afirmó en relación al refuerzo del sistema sanitario. Sostuvo que lograron potenciar las camas de terapia intensiva, capacitar al personal y tomar muchas medidas preventivas con anticipación a este momento tan crítico que comienza. “En San Miguel no tenemos hospital provincial, tenemos tres hospitales municipales que sostenemos al 100 por ciento nosotros. Así que es un gran desafío que tenemos permanentemente y más  en la pandemia”, recalcó. En cuanto a la ocupación de camas de terapia intensiva subrayó que por ahora tienen margen y que están al 50 por ciento.

A su vez destacó la política de testeo barrial que implementa el municipio y expresó: “Gran parte de este crecimiento que estamos teniendo en el número de casos positivos tiene que ver con una actitud proactiva de parte nuestra. Ir todos los días a nuestros barrios a testear casa por casa a cada familia, ver qué persona tiene síntomas y de esa manera hacer el examen para saber si es positivo. Todos los días sumamos casos de esa manera, creemos que es positivo”.

En otro orden sostuvo que lo social fue uno de los ejes principales de atención y ocupación  en este marco de crisis sanitaria y económica. Precisó que por un lado se siguió sosteniendo y acompañando a la clase más vulnerable que ya recibía algún tipo de ayuda y que es una franja más necesitada que ya tiene un hábito más común en relacionarse con el municipio, y por el otro lado “detectar esa franja nueva de la población que de golpe no pudo llevar más ingresos a su casa y que no está habituada a andar pidiéndole al Estado”. “Fue un gran desafío que lo estamos llevando bien porque es exponencial la manera en que creció nuestra asistencia alimentaria en el distrito”, advirtió.

Respecto a la medida que tomarán el presidente y el gobernador después del 17 de julio, día que finaliza esta fase más restrictiva de la cuarentena, opinó: “Imagino que no habrá mucho margen para volver a la normalidad teniendo en cuenta las decisiones que se fueron tomando hasta ahora”  Sin embargo consideró: “A la hora de definir cómo se sigue hay que poner en la balanza la situación económica grave que están atravesando los comerciantes. No me quiero adelantar porque es un problema  muy dinámico y difícil de predecir. Hay que ver cómo es la situación dentro de 10-15 días”, finalizó.

Comentarios