SAN MIGUEL

Se agrava la crisis en el Hospital Larcade: Ahora cayó el techo de neonatología

Parte del techo de la sala de maternidad se desprendió y cayó en la cabeza de uno de los médicos de guardia. Se trata de un sector que ahora funciona como área de pacientes con COVID-19. “Esto se suma a las 50 renuncias que hubo en las últimas semanas en el hospital”, señalaron los trabajadores a ZonaNorteHoy.
jueves, 24 de junio de 2021 · 15:05

El Hospital municipal Larcade de San Miguel, que desde hace tiempo atraviesa una grave crisis institucional, sumó un nuevo capítulo a la ola de escándalos. En las últimas horas parte del techo se desplomó en el sector de neonatología. El material cayó sobre un médico del nosocomio quien, de acuerdo a lo que informaron los trabajadores, apenas sufrió lesiones leves y se encuentra fuera de peligro.

“De acuerdo a lo que me comentaron los compañeros, se cayó el techo de uno de los pasillos de la sala de maternidad, que desde la llegada de la pandemia se convirtió en un área de internación para pacientes con COVID-19. Es parte del techo de neonatología, que se había hecho a nuevo, que se desprendió y cayó en la cabeza de uno de los médicos que estaba de guardia”, precisó a ZonaNorteHoy Sergio Amigo, médico clínico del Hospital.

Las denuncias sobre desinversión en el área de la salud por parte del municipio de San Miguel hace tiempo tienen en alerta a los profesionales del Hospital Larcade. En los últimos días sectores claves del nosocomio se quedaron sin médicos, obligados a dejar sus puestos como consecuencia de los bajos sueldos y denunciando persecución laboral por parte de las autoridades del centro de salud.

Amigo, que además es Secretario General de CICOP del Hospital Larcade, detalló a este medio que la situación en el centro médico está “peor que nunca”: “A pesar de que ya hubo más de 50 renuncias en el último tiempo, el municipio sigue sin brindar respuestas. Áreas como medicina clínica, cardiología y dermatología se encuentran sin personal. Y todo eso se suma a los pediatras y terapistas que habían dejado el cargo anteriormente”.

El gremialista explicó a este medio que “si bien el conflicto ya data desde hace mucho tiempo, estalló recién hace cinco meses con el despido injustificado de una compañera de administración”. “El Intendente claramente no quiere dar el brazo a torcer y busca continuar profundizando la precarización laboral en el Hospital, impidiendo el pase a planta permanente de los trabajadores”, concluyó.

Comentarios