SAN MARTÍN

Un FAL, pistolas y una carabina: El arsenal secuestrado a la banda de "Mameluco" y de su hijo Iván

(Por Hernán Chiesa).- Un fusil automático ligero (FAL), una carabina semiautomática, cinco pistolas y cientos de municiones de todo tipo de calibres fue el arsenal secuestrado durante los allanamientos en los que fue desbaratada la banda narco presuntamente comandada por Miguel Ángel "Mameluco" Villalba y su hijo Iván "El Salvaje", quienes en las últimas horas fueron procesados y sus bienes embargados en 10 millones de pesos.
sábado, 26 de marzo de 2022 · 12:51

La resolución firmada por la jueza federal 2 de San Martín, Alicia Vence, dejó al descubierto el poder de fuego con el que contaba la organización narco para amedrentar y matar a sus eventuales rivales en distintos asentamientos del noroeste del conurbano, y de sus vínculos con algunos policías de la zona que, a cambio de dinero, les advertían posibles allanamientos o detenciones.

Sin dudas lo que más llamó la atención de los investigadores fue el secuestro de un FAL calibre 762 x 51 milímetros en uno de los operativos de la madrugada del martes 22 de febrero pasado, día en que se concretaron las detenciones de 14 integrantes de la banda narco, a las que se sumaron sus dos jefes, que ya estaban detenidos y que, se cree, comandaban desde prisión los movimientos de la organización.

Según la resolución judicial, a la que tuvo acceso Télam, ese fusil con dos cargadores completos y municiones fue hallado en el denominado "Objetivo 11" del procedimiento realizado por personal de la Policía Federal, en un comercio que funcionaba en la calle Carlos Gardel, entre Callejón y pasaje Tanque, del barrio "18 de septiembre", en Billinghurst, uno de los epicentros de accionar de "Mameluco" y su gente.

Luego, en el "Objetivo 17", una vivienda de la calle Buenos Aires 7804, en la localidad de Loma Hermosa, fue encontrada una pistola calibre .45 y otra calibre 9 milímetros, más una carabina semiautomática marca Halcón y decenas de municiones, de todo tipo de calibre.

También, en el "Objetivo 21" de la calle A número 3660, de la localidad de San Martín, fue hallada una pistola calibre 380, mientras que en el "Objetivo 29", en Larguía 75, de localidad de Villa Rosa, partido de Pilar, fue secuestrada otra pistola calibre 9 milímetros con su numeración limada.

Finalmente, en el "Objetivo 31", del pasaje sin nombre, entre pasajes Santa Brígida y San Pablo, de Villa Curita, en la localidad de José León Suarez, la policía incautó una pistola calibre 9 milímetros marca Browning con dos cargadores y municiones de diferentes calibres.

Para la jueza Vence, "Mameluco", su hijo Iván "El Salvaje" y su gente no solo quedaron imputados por la comercialización de estupefacientes, sino también por la tenencia de armas de guerra.

Entre los detenidos también está lo que la magistrada considera la "mano derecha" de los jefes, quien ejecutaba en la calle las órdenes que daban "Mameluco" y "El Salvaje" desde prisión: Se trata de Matías Pare y Ruiz, alias "Mocho".

Las escuchas telefónicas de este hombre con sus jefes (las cuales fueron incorporadas al expediente) fueron la clave para lograr el procesamiento de todos los imputados y también para vincular a la banda con la droga cortada con carfentanillo que causó a principios de febrero 24 muertos y más de 80 intoxicados.

En una de ellas, Villalba, sin nombrar la cocaína adulterada, admite -según consideran los investigadores judiciales y policiales- conocer sobre ese cargamento y dice "tiraron todo a la cancha lo que estaba para descartar. Hicieron todas cagadas", a lo que "Mocho" le contesta: "Sacaron la droga fea. La sacaron a vender a la mañana".

Para los pesquisas, este tramo de una conversación que se extiende por más de 7 minutos, a la que tuvo acceso Télam, deja en evidencia que "Mameluco" y su banda estaba al tanto de la cocaína adulterada y alguien de su entorno, posiblemente miembros de la segunda o tercera línea de la organización, la puso a la venta cuando sabían que podía provocar problemas.

Por el momento, ni "Mameluco", ni su hijo, ni los otros procesados, quedaron acusados ayer por la jueza Vence de las muertes por el consumo de la droga adulterada, pero las fuentes judiciales consideran que eso ocurrirá en cuestión de días, ya que la misma magistrada es quien tiene a su cargo la investigación de ambos hechos.

En la resolución de ayer de Vence también quedaron en evidencia los vínculos de la organización con algunos policías, a quienes "Mocho" era el encargado de entregarles dinero en forma de "coima".

En una de las 105 fojas del escrito, la jueza señaló que "se realizaban 'arreglos' con funcionarios policiales cuando se daba la detención de algún integrante de la banda que poseía contacto directo con los responsables máximos de la organización".

Además, la jueza Vence hizo mención a que en una oportunidad "Mocho" Pare y Ruíz quedó grabado cuando concurrió a la comisaría 1ra.de San Martín, "donde se lo puede observar haciendo entrega de un sobre a una persona que luego ingresó a la seccional" en el que "habría pagado una suma de quinientos mil pesos para una liberación".

Apenas se produjeron las detenciones, Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad provincial resolvió apartar de sus funciones a los jefes de esa seccional policial e intervenirla, aunque por el momento ningún efectivo quedó involucrado en el expediente judicial. Télam.

Comentarios