ENTREVISTA - SAN ANTONIO DE ARECO

El rector de la UNSAdA destacó el aporte que realizarán a la recuperación de la economía regional

En diálogo con ZonaNorteHoy.com, Jerónimo Ainchil celebró la convocatoria del Gobierno para crear el Centro Universitario PyME que brindará asistencia a empresas del noreste bonaerense. También habló del impacto de la pandemia en la enseñanza y confirmó la ampliación de la sede en Baradero.
sábado, 8 de mayo de 2021 · 17:56

El rector de la Universidad Nacional de San Antonio de Areco, Jerónimo Ainchil, destacó la creación del Centro Universitario PyME que prestará servicios a pequeñas y medianas empresas en las cadenas de valor porcina, ovina, turismo, tradición y otras consideradas estratégicas, de los partidos bonaerenses de Arrecifes, Baradero, Capitán Sarmiento, Carmen de Areco, Colón, Exaltación de la Cruz, Mercedes, Navarro, Pergamino, Ramallo, Rojas, Salto, San Andrés de Giles y San Nicolás.

En declaraciones a Zona Norte Hoy, Ainchil precisó que la iniciativa fue impulsada por el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación a través del Programa de Competitividad de Economías Regionales, en donde se convocó a las universidades a presentar proyectos para cada uno de sus territorios.

El académico consideró que cuando surgió la idea “nadie suponía que íbamos a tener una pandemia” que impactaría tan fuerte en todo lo que es producción local, comercios y servicios. “Esto nos ofrece la posibilidad de estar pensando en cómo la universidad contribuye a la recuperación de la economía y de las pequeñas y medianas empresas de la región. La iniciativa es particularmente interesante en este momento”, aseveró. En este sentido, destacó el libre acceso que tienen a diferentes herramientas para mejorar la competitividad y la forma de producción, como también su vinculación directa con otras casas de altos estudios y el resto del sistema científico y tecnológico nacional.  

“Las universidades siempre tenemos como objeto involucrarnos en el desarrollo regional pero muchas veces nos faltan los medios. Lo importante de esta convocatoria es que nos permite hacer una inversión que nos acerque a los productores locales o regionales”, agregó.

Respecto al inicio del proyecto, señaló que están terminando de firmar toda la documentación con el ministerio y que la intención es tomar contacto a la brevedad con las distintas cadenas de valor involucradas.

Por otra parte, se refirió a “las nuevas formas de vincularnos, de revalorizar la ciencia y la tecnología como posibilidad de solucionar problemas e incorporar valor”. Consideró que son cuestiones que se plantearon a partir de la pandemia y que llegaron para quedarse.

En este sentido, destacó que el año pasado todas las cátedras fueron convertidas a un sistema de educación a distancia, que les “jugó muy a favor”, ya que no se perdieron clases, hubo más finales aprobados y menos deserción. Sin embargo sostuvo que “el esfuerzo es muy grande para docentes y estudiantes”.

Y añadió: “Todos soñábamos con volvernos a encontrar  y cruzarnos en el pasillo, algo que no ha sucedido. Estamos encarando nuevamente este segundo año mediados por la tecnología. Seguimos así, tratando de recuperar las clases presenciales en la medida que los cuidados que hay que tener nos los permitan”.

También se refirió a los proyectos de infraestructura de la UNSAdA y confirmó que está por comenzar la ampliación de la sede en Baradero. Sostuvo que el Ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, quien los visitó esta semana, se mostró muy entusiasmado por el desarrollo de la universidad y pidió que se lo mantenga al tanto del avance de las obras. Asimismo informó que están finalizando sedes académicas en San Antonio de Areco, aunque indicó que su ejecución es más lenta por el impacto de la pandemia.

Justamente, desde que se inició la crisis sanitaria por el coronavirus, la Universidad Nacional de San Antonio de Areco, se comprometió muy fuerte con la salud pública, brindando toda su ayuda a la Región Sanitaria IV, que abarca casi toda la zona de influencia de la facultad. “Empezamos con algunas tareas de voluntariado de nuestros estudiantes, luego avanzamos con la instalación de un centro de control telefónico de seguimiento de casos y por último el vacunatorio que está funcionando en una dependencia de la universidad en San Antonio de Areco”, expresó Ainchil, al tiempo que remarcó: “Parte del rol de la universidad es la mejora de la calidad de vida, ya sea a través de la formación o del trabajo, nos parece importante sumarnos en cuestiones muy prácticas y concretas como por ejemplo contribuir en la instalación de este vacunatorio”.

Por último, al hacer un balance, destacó el crecimiento que ha tenido la universidad con presencia en muchas localidades. “Hacemos una buena valoración de lo que fueron estos años que nos permitió que la  universidad se conozca, se vaya instalando, ya pensando en el conocimiento, y al mismo tiempo en estas obras que nos posibilita tener los espacios adecuados para las actividades que queremos hacer. Estamos muy contentos con estos primeros años de trabajo”, concluyó.

Comentarios