ENTREVISTA - PROVINCIA

Enio García: “El sistema de salud no ha sufrido el impacto del aumento de casos”

En diálogo con ZonaNorteHoy.com, el Jefe de Asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García, afirmó que la situación epidemiológica aún es controlable pero que es necesario cortar la circulación con los países vecinos para contener la segunda ola de Covid-19.
miércoles, 24 de marzo de 2021 · 17:24

El Jefe de Asesores del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Enio García, destacó la necesidad de “empezar a cortar la circulación con los otros países” ante el contexto regional de aumento de casos de Covid-19. Consideró que “hay que ir reduciendo de a poco la movilidad”, con el fin de buscar el menor impacto social y epidemiológico. Agregó que ese escalonamiento evitará tomar una medida interna más dura de restricción.

En declaraciones a Zona Norte Hoy, el funcionario provincial afirmó que “estamos empezando la segunda ola”, aunque advirtió que la velocidad de incremento de casos aún es baja. Sin embargo, aclaró que la progresión del virus dependerá de las medidas que se adopten, tanto individuales como colectivas.

Asimismo, puntualizó que “el sistema de salud no ha sufrido el impacto del aumento  de casos” pero que existe preocupación, teniendo en cuenta lo que sucede en la región. A modo de ejemplo, mencionó la situación en Brasil donde hay cerca de 100 mil casos y 3 mil muertos por día, con un sistema de salud colapsado. También dijo que es alarmante lo que pasa en Paraguay, Uruguay y Chile, pese a que este último país registra una interesante campaña de vacunación.

“Se vuelve a una situación muy parecida a lo que fue la primera ola con la diferencia de que Argentina, respecto a los países vecinos, todavía se encuentra en una situación epidemiológica controlable, lo que no quiere decir que vaya a seguir así”, manifestó.

En este marco, García expresó que “la escasez de vacunas nos pone en un escenario más difícil de enfrentar la segunda ola”. Sin embargo calificó como un alivio el hecho de que en la Provincia de Buenos Aires el personal de salud está prácticamente vacunado y que se avanza con la inmunización a los adultos mayores. En este sentido, puntualizó que “toda la población que se vacunó está dentro de los sectores priorizados”, como es el personal de la salud y educación, cerca de 6 millones de personas que deben ser inmunizadas. No obstante, explicó que ante este panorama de escasez de vacunas, se volvió a priorizar ese grupo y que avanzan con mayores de 70 años. “Hay una diversidad social y demográfica, donde tenemos municipios que están por terminar con la vacunación a mayores de 70 y otros que por ser densamente poblados, falta un poco más”, y añadió: “Controlar la circulación en cada municipio es un paso importante para contener la segunda ola”.

En otro orden, descartó que se modifique la metodología que se utiliza para la distribución de vacunas y afirmó que la Ciudad de Buenos Aires fue el único distrito que planteó un criterio distinto más beneficioso para su territorio. “El papel del Ministerio de Salud de la Nación es hacer una distribución más equitativa, sin dar ninguna ventaja que perjudique a otras provincias”, aseveró.

García también se refirió a la posibilidad de priorizar la primera dosis para tratar de que haya más gente vacunada, lo cual dilataría la aplicación de la segunda dosis. Resaltó que “hay evidencia en el mundo, países que adoptaron esa medida para enfrentar la segunda ola”, como el caso de Gran Bretaña e Israel, donde esa estrategia ha funcionado. “Hay algunas vacunas donde existe una demostración empírica que refleja que tener la primera dosis en alguna personas evita la infección y otras desarrollaron la enfermedad pero con un cuadro leve”, detalló. Y añadió que “es muy beneficioso” porque ayuda a blindar el sistema de salud ante una segunda ola.

Sostuvo además  que en Argentina se hicieron algunos estudios que revelan que “el 90% de las personas que se vacunaron con la Sputnik V, 21 días después de haberse aplicado la primera dosis, ya tenían anticuerpos suficientes para enfrentar la infección. “Es una apuesta que se hace en función de una evidencia científica, no es algo improvisado”, destacó.

Respecto a la efectividad de las vacunas en las nuevas variantes, como la británica y la de Manos, indicó que la evidencia demuestra que podrían generar inmunidad.

Por último, al hacer un balance del operativo de vacunación, García destacó que la campaña está muy bien organizada. “Empezamos en agosto y estamos viendo reflejos de esa planificación anticipada”, aseguró. Dijo que funcionan tanto el sistema de logística de entrega de vacunas y de turnos, y que “la gente va a las postas y es muy bien atendida”. “Todo está funcionando, tenemos variables que no controlamos que es el acceso a las vacunas, pero si logramos tener una provisión más predecible, podemos mejorar más la campaña. Pero igualmente llegamos a más de un millón de vacunados y estamos satisfechos de cómo viene desarrollándose el proceso”, concluyó.

Comentarios