20°
Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
SAN ISIDRO

Recuperó la vista tras una operación de alto riesgo en el Hospital Central de San Isidro

Un vecino de Beccar, de 83 años, tenía catarata con síndrome Pseudoexfoliativo, enfermedad que perjudicaba una zona sensible que sostiene el cristalino del ojo.

El equipo del Servicio de Oftalmología del Hospital Central de San Isidro realizó con éxito una cirugía de alto riesgo a un paciente de 83 años.

Arturo Salerno, vecino de Beccar, fue operado de catarata con síndrome Pseudoexfoliativo, una enfermedad que perjudicaba la zónula, que es un sector del ojo que hace de tirante sosteniendo el cristalino.

“Si esos tirantes están débiles, cuando se intenta sacar la catarata hay riesgo de que se caigan. El paciente veía de un solo ojo; el otro lo había perdido en un accidente en su adolescencia. La cirugía salió muy bien estamos todos muy contentos”, señaló Nicolás Gorojovsky, médico oftalmólogo.

La catarata es una de las principales causas de ceguera tratable en el mundo. Sucede cuando el cristalino, la lente natural del ojo, pierde su transparencia con el transcurso del tiempo o en forma acelerada por otras enfermedades. Para solucionar esta patología en el Hospital Central se utiliza un equipo con tecnología de última generación con ultrasonido.

“Cuando entré al Hospital no veía nada, cuando salí camino a casa en un remis podía leer los carteles de la calle y no lo  podía creer. De vereda a vereda solo veía pasar siluetas, no distinguía si era un hombre o una mujer el que me saludaba. Ahora veo todo perfecto”, contó Salerno.

Y remató: “Estoy eternamente agradecido al equipo de médicos del Hospital Central de San Isidro que me atendió. Quiero decirle a los vecinos que si tienen algún problema de salud los profesionales de este hospital van a encontrar la solución”

Comentarios Libres